Si la semana pasada recorrimos la parte alta de Buda, hoy te vamos a enseñar qué ver y hacer en Budapest, visitando la otra parte de la ciudad: Pest.

Te recordamos (para tus cálculos), que 1 euro equivale a unos 324 florines húngaros 😉

Qué ver y hacer en Budapest

Iniciaremos nuestra ruta, cruzando el Danubio por uno de los puentes más famosos de la ciudad, el Puente de las Cadenas.

Puente de las Cadenas

El Puente de las Cadenas, cuyo nombre en húngaro es Széchenyi lánchíd, fue mandado a construir por el conde húngaro István Széchenyi, ya que tenía problemas en cruzar el rio en barca durante el invierno, debido a las grandes placas de hielo.

Las obras comenzaron en 1839 bajo las órdenes del ingeniero escoces Adam Clark y fue inaugurado en 1849, siendo el primer puente en unir Buda y Pest.

puente de las cadenas en budapest

Es el puente más antiguo de la ciudad, tiene una longitud de 375 metros y está protegido por 4 leones de piedra, obra del escultor János Marschalko.

Al final de la II Guerra Mundial, las tropas alemanas destruyeron el puente, para evitar el avance de las tropas rusas.

Solo sobrevivieron los pilares y fue reconstruido e inaugurado de nuevo en 1949.

Hoy en día se ha convertido en uno de los símbolos de la ciudad, junto con el Parlamento, que será una de las próximas paradas en nuestra ruta.

Al cruzar el puente, iremos a la izquierda en dirección al Parlamento, pero lo haremos por el paseo del rio, para detenernos en el monumento más impactante de la ciudad: el Monumento de los Zapatos.

Monumento de los Zapatos

Situado justo al borde del rio Danubio y a unos 300 metros del Parlamento, está formado por 60 pares de zapatos hechos de hierro y es un homenaje a las víctimas del Holocausto judío en la II Guerra Mundial.

monumento de los zapatos en budapest

Fue inaugurado en el año 2005 y es obra del director de cine Can Togay y del escultor Gyula Pauer.

Una vez visitado, cruzaremos la calle para dirigirnos hacia el Parlamento.

Parlamento de Budapest

El Parlamento de Budapest, que impresiona por su magnífica fachada y por su tamaño, fue construido entre los años 1884 y 1902.

Es el edificio más grande de Hungría y su interior está decorado con mármol y oro.

Una pequeña parte está abierta al público y solamente se puede visitar acompañado de un guía.

gran escalinata del parlamento de budapest

Hay visitas disponibles en español y te recomendamos que las reserves con antelación para no quedarte sin ellas, ya que se agotan con bastante rapidez.

Las entradas las puedes comprar en la taquilla o a través de la página web oficial., (pero te cobrarán un recargo de 250 HUF por entrada).

El precio para las personas de países pertenecientes a la Comunidad Económica Europea es de 2.200 HUF para los adultos y de 1.100 HUF para los niños a partir de 6 años y estudiantes hasta 24 años.

Si tu país no pertenece a la Comunidad Económica Europea, el precio de la entrada es de 5.800 HUF para los adultos y 2.900 HUF para los niños a partir de 6 años y estudiantes hasta 24 años.

Los menores de 6 años no tienen que pagar entrada en ninguno de los casos.

Abre de lunes a domingo de 8 de la mañana a 6 de la tarde (del 1 de abril al 31 de octubre) y de 8 de la mañana a 4 de la tarde (del 1 de noviembre al 31 de marzo).

Para entrar al Parlamento y comprar las entradas, tienes el acceso a través de unas escaleras situadas en la parte trasera del palacio, donde se encuentra el centro de visitantes.

En él, también hay baños (200 HUF), una cafetería y una tienda de regalos.

Visita al Parlamento

La visita comienza junto a las taquillas, donde hay que esperar a que llamen a tu grupo y después de pasar un control de seguridad, te darán los cascos para escuchar al guía.

Dura aproximadamente 45 minutos en los que verás varias salas, como, por ejemplo, la de Plenos y la Gran Escalera.

sala de plenos en el parlamento de budapest

Una de las más espectaculares es la Gran Cúpula, donde está la Corona, custodiada por dos soldados las 24 horas. Esta es la única sala donde no está permitido sacar fotos ni videos. 😕

Al final de la visita, en la que por cierto, vas “[email protected]” por los soldados todo el tiempo, 😤 tienes un pequeño museo donde se cuenta a través de fotos, vídeos y objetos, la historia del Parlamento.

A la salida, seguiremos por la calle Kossuth Lajos tér y continúa todo recto por la calle Nádor.

Una vez en esta calle, tuerce por la segunda a la izquierda que se llama Szabadság tér para llegar al Parque de la Libertad.

Parque de la Libertad

Este bonito y pequeño parque es un sitio ideal para descansar, disfrutar de su fuente que se activa con el movimiento y visitar 2 monumentos: el que está dedicado a los soviéticos caídos en la II Guerra Mundial y el que cuenta el papel de Hungría en la misma guerra.

monumento parque de la libertad en budapest

Ambos monumentos son muy polémicos, especialmente el segundo, que es muy odiado por los habitantes de la ciudad.

Según dicen, no representa la verdad de lo que allí ocurrió y para contarla, se ha creado justo delante un “anti monumento” donde, a través de objetos, cartas y fotografías, las familias de las victimas cuentan su historia.

que ver y hacer en pest, budapest

Si tienes interés por saber más sobre la historia de estos monumentos, te recomendamos este tour gratuíto.

Desde el Parque de la Libertad, iremos hacia la próxima parada de la ruta: la Catedral Basílica de San Esteban.

Para llegar a ella, andaremos por la calle Október 6 y torceremos por la segunda calle a la izquierda, para llegar a la plaza Szent István donde se encuentra la Basílica.

Antes de entrar en la Basílica, en la calle Október 6, podrás ver la escultura de un soldado húngaro con una gran barriga brillante y se dice que, si la frotas, no volverás a engordar (nosotros lo hicimos y sentimos comunicarte que no se cumple). 😄

soldado hungaro de budapest

Catedral Basílica de San Esteban

La catedral fue construida entre 1851 y 1905, siendo declarada basílica menor en 1931 por el Papa Pío XI.

Dedicada a Esteban I de Hungría, santo, primer Rey de Hungría y patrón del país, cuya mano momificada se puede visitar en el interior de la basílica.

fachada de la basilica de san esteban de budapest

Para entrar, tienes que hacer una “donación” obligatoria de 200 HUF por persona. 😐

Su interior te sorprenderá desde el momento en que entres en ella, por sus dimensiones, con una capacidad para 8.500 personas y la rica decoración de mármoles de distintos tonos y detalles en oro.

interior de la basilica de san esteban de budapest

Además, tienes la posibilidad de subir a la cúpula desde la que tendrás unas bonitas vistas de la ciudad.

La subida se puede hacer por una escalera de caracol de 360 escalones o en ascensor, pagando 600 HUF por persona. Si eres estudiante pagarás solo 400 HUF.

También puedes visitar el tesoro de la catedral pagando 400 HUF por persona o 300 HUF si eres estudiante.

La basílica abre al público de lunes a viernes de 9 de la mañana a 4 de la tarde, los sábados de 9 de la mañana a 1 de la tarde y los domingos de 1 a 4 de la tarde.

Antes de continuar con la ruta, puedes hacer una parada para descansar y reponer fuerzas en alguno de los restaurantes situados en los alrededores de la basílica.

Te recomendamos el restaurante RePubLik con comida de todo tipo y la heladería Frágola donde podrás probar helados de sabores tan curiosos como chocolate con chilli o incluso helados veganos.

restaurante republik en budapest

Después de la comida, seguiremos nuestro paseo por la capital húngara, yendo hacia la calle peatonal más famosa de la ciudad: la calle Váci, llena de tiendas, restaurantes y cafés.

Al final de esta calle se encuentra nuestra última parada de hoy: el Mercado Central.

Si no te apetece ir caminando, puedes coger el metro que está muy cerca de la basílica y bajarte en la parada Fövám Tér.

Mercado Central

Situado en la calle Vámház körút se encuentra uno de los mercados más bonitos de la ciudad.

Fue construido siguiendo los planos del arquitecto y académico húngaro Samu Pecz.

Las obras comenzaron en 1894 y después de un parón, debido a un incendio que destruyó parte del techo, se reanudaron siendo inaugurado finalmente en 1897.

Durante la II Guerra Mundial, una buena parte del mercado fue destruido y a pesar de su reconstrucción, su deterioro fue cada vez mayor y por seguridad se cerró en 1991.

Afortunadamente se volvió a abrir en 1994, con una restauración lo más fiel posible al diseño original y es hoy en día, uno de los edificios protegidos de la ciudad.

mercado central en budapest

Dividido en 2 plantas; en la primera están los puestos de frutas, verduras, carnes y demás productos y en la segunda, encontrarás artesanía, regalos y algún puesto de comida.

Abre al público, los lunes de 6 de la mañana a 5 de la tarde y de martes a viernes de 6 de la mañana a 6 de la tarde.

Los fines de semana abre los sábados de 6 de la mañana a 3 de la tarde y los domingos está cerrado.

Y en este bonito mercado terminamos la ruta de hoy sobre qué ver y hacer en Budapest.

La próxima semana seguiremos descubriendo Pest, visitando el barrio judío y los bares ruina entre otras cosas.

No nos falles… 😉

 

[Total:11    Promedio:4.7/5]
Qué ver y hacer en Budapest en 3 días. Ruta por Pest. Día 2 ultima modifica: 2018-09-02T16:55:30+00:00 da PerderseporelMundo