Quizás te estés preguntando, ¿Qué ver en Dublín en 3 días? La solución la tienes en este post, en el que después de haberte enseñado nuestro presupuesto de viaje a Dublín, te vamos a ir contando con detalle todos los lugares que pensamos que son imprescindibles de ver en un viaje a la capital irlandesa.

Qué ver en Dublín en 3 días

Vamos a empezar a ver Dublín en el lugar donde nació la ciudad y también su nombre: El Castillo de Dublín.

TIP: No es mala idea comenzar tu viaje con este free tour ¡gratis! en el que un guía te contará curiosidades, historias, leyendas y mucho más sobre esta ciudad.

Y si quieres ver todo lo que te vamos a contar, aquí tienes el video del primer día.

Castillo De Dublín

Fundado por los vikingos, este castillo fue fortaleza y sede del gobierno británico en Irlanda hasta que consiguieron la independencia. Hoy en día sigue siendo usado para actos de estado y en su capilla, se elige al presidente de la República de Irlanda cada 7 años.

castillo dublin donde nacio la ciudad

Para entrar al castillo, tienes que ir a su gran patio central y podrás visitar los apartamentos de estado, la bodega medieval y la capilla real.

Una vez salgas, no te vayas del castillo sin rodear sus muros para ver el jardín circular donde estuvo la laguna negra, llamada así por ser un estanque de aguas un poco olorosas y no muy limpias.😓 Su nombre en gaélico era Dubh Linn que dio el nombre a la ciudad.

Fábrica De Guinness (Guinness Storehouse)

Estamos seguros de que si preguntas a alguien cual es una de las visitas imprescindibles en Dublín, la fábrica de Guinness será la respuesta.

Y es que, ir a Dublín y no entrar en los Almacenes de Guinness es casi un pecado, ya que su cerveza es un símbolo de la ciudad y una de las más famosas del mundo.

Guinness Storehouse es la antigua fábrica de cerveza Guinness, por lo que no verás cómo se fabrica, pero si conocerás cada paso de su elaboración, algunas curiosidades y la historia de la compañía.

De todas las zonas que vimos, una de las que más nos gustó fue la habitación blanca donde olerás de una forma bastante original cada uno de los cuatro ingredientes de la cerveza Guinness.😉

fabrica guinness otro imprescindible que tienes que ver en tu viaje a dublin en 3 dias

Más arriba, encontrarás la academia de Guinness donde aprenderás a tirar una pinta de cerveza correctamente y en la última planta, se encuentra Gravity Bar donde te servirán una pinta de Guinness con la entrada, que puedes comprar en este enlace y que además incluye una visita guiada en español.

TIP: Junto a la tienda, no te pierdas el contrato de arrendamiento de 9000 años, firmado por su fundador Arthur Guinness.

Trinity College

Otra de las cosas que no puedes perderte en Dublín es su universidad fundada en 1592, siendo la más antigua de Irlanda y cuyo campus puedes visitar gratuitamente.

Te enseñamos en este video, nuestro segundo día en Dublín.

En la zona central del campus hay varios lugares interesantes como, por ejemplo, dos edificios con columnas, uno frente a otro. Uno se le llama el cielo porque en él está la capilla y al otro el infierno porque es donde se examinan los estudiantes.

Junto a ellos verás el campanario que, como no, tiene su leyenda. Cuentan que, si estás estudiando en Trinity College y pasas por debajo, no aprobarás los exámenes. Si, además, cuando lo cruces suenan las campanas, no te graduarás. No sabemos si es cierta, pero tenemos que decir que no vimos a ningún estudiante pasar por debajo.😇

biblioteca trinity college maravillosa biblioteca para no olvidarse de ver

Solamente tienes que pagar por entrar a uno de los edificios que hay en Trinity College y es para ver el Libro de Kells, un evangelio del año 800 y la sala llamada Long Room, una impresionante biblioteca del siglo XVIII con más de 200.000 libros.

Te recomendamos comprar la entrada en su web oficial con antelación y reservar la hora temprano, para que puedas disfrutar de la biblioteca tranquilamente.

Grafton Street

Después de ver la universidad, continua tu visita por Dublín, atravesando una de sus calles más famosas: Grafton Street.

En esta calle peatonal encontrarás tiendas de todo tipo y también algunos restaurantes o cafeterías donde tomar algo o probar la gastronomía irlandesa.

TIP: Si eres amante del chocolate, tienes que ir a Butlers Chocolate Café.

Parque St Stephens Green

Al final de Grafton Street, está uno de los parques más bonitos de Dublín que hasta el siglo XVII, era un pantano que se usaba para el ganado, pero también para las ejecuciones públicas y quema de brujas.

parque st stephen's green bonito parque

Actualmente, el parque St Stephens Green es perfecto para pasear o sentarse a descansar junto a su lago y antes de entrar, pásate por el centro comercial Stephens Green, justo al lado y alucina con su arquitectura interior.

Catedral de Christ Church

También conocida como la Catedral de la Santísima Trinidad, sus orígenes fueron un templo de madera allá por el siglo XI. No fue hasta el siglo XIII cuando se terminó su construcción en piedra, pero la que verás hoy en día es la restauración del siglo XIX.

catedral christ church o catedral de la santisima trinidad que vale la pena ver en dublin

Es la Catedral de Dublín y su interior bien vale una visita, sobre todo la cripta medieval del siglo XII, donde verás cosas curiosas como varios trajes de la serie Tudor que se rodó en parte aquí y conocerás a Tom y Jerry, un gato y un ratón momificados que se encontraron a mediados del siglo XIX, al limpiar uno de los tubos del órgano.

Dublinia

Desde la catedral de Christ Church hay un pequeño puente cubierto de piedra que la une con Synod Hall, un edificio construido a finales del siglo XIX sobre la iglesia medieval de St. Michael.

En su interior se encuentra Dublinia, un museo interactivo que, a través de sus salas, te enseña la historia de Dublín durante la época vikinga y la Edad Media.

Dividido en 3 zonas, viajarás en el tiempo al año 800 para visitar casas vikingas, trasladándote después a la Edad Media y ver su mercado o recorrer sus calles.

dublinia museo interactivo donde te ensenan la historia de dublin

Si buscas un plan con niños en Dublín, este puede ser una buena idea ya que gracias a las recreaciones podrán aprender historia de una forma divertida y disfrazarse de guerrero vikingo.

¿Está en tus planes visitar Dublinia y la catedral de Christ Church? Entonces, te recomendamos que compres la entrada combinada en taquilla y así ahorrarás un poco. Otra opción, si tienes pensado visitar más atracciones en Dublín, es comprar la tarjeta llamada Dublín Pass que incluye la entrada a los dos.

Catedral de San Patrick

Pero… ¿otra catedral? ¡Si! Dublín tiene dos catedrales y si Christ Church es la de Dublín, esta es la Catedral Nacional de Irlanda.

Como su nombre indica, la Catedral de San Patrick está dedicada al patrón del país, San Patricio y construida en los terrenos donde estaba una fuente sagrada que, según la leyenda, San Patricio usó para bautizar a los primeros cristianos irlandeses.

catedral san patricio catedral de san patrick

Su origen fue una iglesia de piedra en el siglo XII, reconstruida un siglo más tarde para formar la catedral actual. Aunque después de abandonos e incendios, hay que darle las gracias a Sir Benjamin Guinness, nieto del fundador de la compañía Guinness, por hacer una súper generosa donación en el siglo XIX, ya que gracias a ella podemos visitar esta magnífica catedral.

Si nos preguntas cuál de las dos catedrales vale más la pena visitar en Dublín, te diremos que la de San Patricio nos gustó un poco más por su arquitectura, así que no nos importó pagar la entrada. Si la compras en su página web oficial, te saldrá un poco más barata.

Estatua de Molly Malone

Si hay un personaje famoso en Dublín, es Molly Malone quien supuestamente vivió en el siglo XVII. Tenía una doble vida ya que vendía berberechos y mejillones por las calles de la ciudad durante el día y por la noche, era prostituta.😉

estatua molly malone famoso personaje en dublin

Aunque debemos decirte que su historia se hizo famosa gracias a una canción del siglo XIX llamada Molly Malone o Cockles and Mussels, la cual se ha convertido en el himno no oficial de Dublín.

Encontrarás la estatua en Suffolk Street y como muchas estatuas en el mundo, tiene su tradición. Si quieres volver a Dublín, solo tienes que tocarle el pecho.😊

Barrio Temple Bar

Seguro que, si te decimos Temple Bar, automáticamente vas a pensar en el bar más popular de Dublín, pero ¿sabías que también es el nombre del barrio donde está?

El barrio de Temple Bar, ocupa toda la zona que hay entre el Río Liffey, Dame Street, el Puente de O’ Connell y la Catedral Christ Church.

Aunque si traduces el nombre del barrio sería algo así como el templo de los bares, en realidad tiene que ver con el dueño original de los terrenos, el Sr. Temple.

Para ir a su casa desde ellos tenía que ir por un camino de tierra, que en irlandés se dice Barr, así que Temple Bar: Camino de tierra del Sr. Temple.

temple bar imprescindible que ver en dublin

Por supuesto, es la zona perfecta para ir a tomar una buena pinta de cerveza mientras disfrutas de música irlandesa en directo. Eso sí, también te recomendamos pasear de día para ver los murales y grafitis que hay en algunas fachadas.

TIP: No te pierdas este tour donde conocerás la historia de los pubs irlandeses y tendrás la posibilidad de degustar 5 cervezas.

Ha Penny Bridge (Puente del Medio Penique)

De todos los puentes que cruzan el rio Liffey, este no solo fue el primer puente peatonal de Dublín, sino también el único por el que se pudo cruzar el rio durante 184 años.

Construido en 1816, su nombre oficial es Liffey Brigde y aunque originalmente se llamaba Wellington Bridge, es popularmente conocido por Ha’penny bridge.

ha penny bridge o puente del medio penique

¿Y porqué Ha’penny bridge? Hasta 1919 había que pagar un peaje de medio penique (half penny) para cruzarlo.

Conecta el norte con el sur de la ciudad y está muy cerca de la zona de Temple Bar así que estamos seguros de que puede que lo cruces más de una vez. Eso sí, cuidado con las gaviotas que se posan en sus arcos.

Calle O´Connell

Pasando por el Puente del Medio Penique, llegarás a la calle O´Connell una de las más populares de Dublín y una de las más anchas de Europa.

En ella vas a encontrar todo tipo de tiendas, sitios para comer, paradas del tranvía y varios edificios históricos como por ejemplo la Oficina Central de Correos donde tuvo lugar el Alzamiento de Pascua en 1916.

the spire monumento a la luz

Justo enfrente del edificio de correos, vas a ver una gran aguja metálica de 119 metros de altura. Se llama The Spire, un monumento a la luz (de hecho, tiene una luz en la parte más alta que se ilumina) y a los dublineses no les gusta mucho porque al ser tan moderna no pega con el estilo de los edificios que lo rodean.😏

Prisión de Kilmainham (Kilmainham Gaol)

Si hay una visita imprescindible que hacer en Dublín aparte de la fábrica de Guinness, es Kilmainham Gaol.

Inaugurada a finales del siglo XVIII como la nueva cárcel del condado de Dublín, es una de las cárceles vacías más grandes de Europa desde que dejó de estar en funcionamiento en 1924.

Durante 90 minutos podrás recorrer varias zonas de la cárcel incluyendo el patio central donde se ven las celdas y nos dijeron que se había rodado la película “En nombre del Padre”.

carcel dublin que no puedes perderte verla en tu viaje a dublin de 3 dias

Además, visitarás el patíbulo donde ejecutaban a los presos e incluso podrás ver varias celdas por dentro. mientras te cuentan la historia de los presos que lucharon por la independencia de Irlanda. Al final del recorrido, tienes un museo súper interesante que cuenta la historia de la cárcel y de Irlanda.

La visita solamente se puede hacer guiada en inglés (dan un folleto en español) y en grupos pequeños, por lo que te recomendamos que reserves tu entrada en su web oficial, ya que además es una atracción muy famosa y las entradas vuelan.😇

Al estar a 3,5 km del centro de la ciudad, la mejor manera de llegar es con los autobuses 13 y 40 desde O’Connell Street o si prefieres el tranvía, entonces coge la línea roja y baja en la parada Suir Road.

Phoenix Park

Cerca de la prisión y si el tiempo está lo suficientemente bueno para pasear, tienes Phoenix Park, donde con suerte podrás saludar a sus habitantes más famosos, los gamos.

Sus orígenes se remontan al siglo XVII cuando se creó como un Parque Real de Ciervos para el Rey Carlos II y con sus 712 hectáreas, es uno de los parques urbanos más grandes de Europa.

En el también podrás encontrar el cementerio vikingo más grande fuera de Escandinavia, el castillo de Ashtown que es una torre medieval del siglo XVII y un gran obelisco en memoria al Duque de Wellington (militar, político y estadista irlandés).

Mapa de lugares que ver en Dublín en 3 días

Después de ver Dublín en 3 días, solo queda que pongas manos a la obra y a viajar…😄

Saludos viajeros.